¿QUÉ ES EL CÓLICO DEL LACTANTE?

El cólico del lactante se define por crisis de llanto inconsolables e intensas que se producen normalmente por la tarde y van acompañadas de distensión abdominal, flexión de las piernas sobre el abdomen y enrojecimiento cutáneo en niños que por lo demás están sanos. Es un llanto que no está causado por un problema médico (ej.: hernia, infección) y es un proceso autolimitado (que desaparece entre el tercer y cuarto mes de vida).

El cólico del lactante se diagnostica entre un 15 a 40% de los niños menores de 4 meses y es independiente del tipo de lactancia (materna o artificial). Se trata de un problema frecuente y que varía en duración e intensidad según el bebé. 

¿Cuándo se inicia el cólico del lactante? Normalmente se inicia hacia la 3ª semana de vida del bebé, llegando a su máximo hacia la 6ª semana, momento en que se suele iniciar una mejoría paulatina, desapareciendo normalmente hacia la 12ª semana. Si después del 3º mes no han desaparecido los cólicos, es aconsejable considerar otro diagnóstico (ej.: reflujos).

Causas del cólico del lactante: A pesar de las investigaciones que hay sobre cólicos del lactante no se conoce con exactitud su causa y varias se valoran como posibles, entre ellas:

  • Psicológicas: La conducta de los padres hacia el bebé puede influir en la crisis de llanto del bebé, aumentándolo (ej.: actitud nerviosa, angustia) o disminuyéndolo (ej: actitud relajada, reconfortante).
  • Gastrointestinales: Se han valorado diversas causas, como motilidad acelerada, inmadurez intestinal, flora bacteriana, acumulación de gases intestinales, pero la naturaleza permanece sin aclarar.
  • Alérgicas: En algunos casos la intolerancia/alergia a la proteína de leche de vaca parece ser la causa de los cólicos, aunque no es en todos los casos y hay intolerancias transitorias.